Estas viendo: Home

IMPORTANTE: Si no encuentra el tema de su interés, use el buscador

 

"Las mujeres dicen que los problemas de la pareja se resuelven con el diálogo. Es al revés: Problema que se dialoga termina en pleito con seguridad. Hay que hacer confianza, y olvidarlo y seguir palante. Cuando yo descubrí eso no volví a pelear con ninguna mujer. No se dialoga, se sigue palante."

Gabriel García Márquez

 

Noticias...

"ni una menos"

Ante la seguidilla de crímenes vinculados con la violencia de género, un grupo de activistas y personajes reconocidos organizó una marcha para pedirles a las autoridades respuestasfrente al crecimiento de los femicidios en la Argentina.

Apenas lanzada, la campaña se viralizó enseguida. La concentración será mañana, a las 17, en el Congreso Nacional.

Figuras del espectáculo, políticos, deportistas y periodistas se sumaron a la convocatoria, que entre otros puntos reclama por el cumplimiento efectivo de una ley que garantice la protección de las víctimas.

En la Argentina fue sancionada hace seis años la ley 26.485, que aborda de manera integral la violencia de género. Su título es "Ley de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollan sus relaciones interpersonales".

Aunque esa norma está vigente, desde 2008 hasta diciembre del año pasado 1808 mujeres fueron víctimas mortales de la violencia de género, según revelan las estadísticas de La Casa del Encuentro.

Dicha institución reveló también que sólo en 2014 hubo 277 femicidios. "Las cifras siguen siendo alarmantes: cada 30 horas una mujer muere en el país víctima de la violencia de género. Los crímenes son cada vez más violentos y a las mujeres se las sigue matando pese a que muchos hechos de violencia son denunciados y hay restricciones judiciales", dijo a LA NACION Fabiana Túñez, directora ejecutiva de la asociación civil La Casa del Encuentro.

 

Verrugas genitales, la infección vírica de transmisión sexual más frecuente

Salud y Medicina

martes, 16 de diciembre de 2014

La sexualidad ha cambiado mucho en los últimos años. En la actualidad, los jóvenes se inician antes en el mundo de las relaciones sexuales y, además, lo hacen con más parejas. Empiezan pronto. A partir de los 14 años muchos jóvenes ya practican el acto sexual. Estas circunstancias junto a la falta de concienciación del uso del preservativo, han generado un aumento en la incidencia de infecciones.

Hay diferentes tipos de enfermedades de transmisión sexual. Existes dos grandes grupos de infecciones: las víricas y las no víricas. En las primeras se incluyen infecciones como el VIH, el virus del papiloma humano (VPH) y los virus del herpes Simplex. Entre las no víricas destacan las infecciones por Chlamydia trachomatis, la Neisseria gonorrhoeae (gonorrea), o el Teponema pllidum (sílifis o lúes). Afectan tanto a hombres como a mujeres aunque, en muchos casos, las complicaciones en la mujer pueden tener mayor gravedad (esterilidad, abortos de repetición, enfermedad inflamatoria pélvica...).

Las verrugas genitales o condilomas, es la enfermedad de transmisión sexual más frecuente. Esta patología, causada por VPH, es altamente contagiosa. El virus afecta tanto a la piel como a las mucosas. Existen aproximadamente 35 tipos de papiloma que afectan al área genital. De estos, algunos son de bajo riesgo, pero 15 son considerados de alto peligro oncogénico. En concreto, los virus 16 y 18 son los causantes del 70% del total de los cánceres de cuello uterino. A través de los años se ha constatado que la mayor parte de mujeres que mantienen relaciones sexuales va a estar en contacto con el virus de papiloma en algún momento de su vida.

Una cuarta parte de entre 25 y 30 años tiene el virus, pero según Olga Salas, responsable del área de tracto genital inferior de Salud de la Mujer Dexeus, "la mayoría lo pasan de forma transitoria y asintomática". Y en más del 90% de los casos el virus se va tal y como llegó. Sin embargo, una pequeña parte de estas mujeres no lo eliminará y esta infección persistente acabará produciendo lesiones precancerosas.

Los herpes genitales también son muy comunes. Son pequeñas úlceras generalmente dolorosas. Antes de su aparición la persona infectada suele experimentar un aumento de la sensibilidad, quemazón o dolor en la piel. La Chlamydia es la infección bacteriana de transmisión sexual más frecuente. No suele causar síntomas, pero puede producir sensación de ardor al orinar.

El preservativo es la principal barrera de protección. Consigue reducir significativamente el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual. Sin embargo, "la población está poco concienciada sobre el papel de este anticonceptivo como herramienta protectora frente a posibles infecciones", asegura esta ginecóloga. Los anticonceptivos de larga duración, como la píldora anticonceptiva, con frecuencia pueden actuar como un arma de doble filo, ya que provocan una relajación en cuanto a barreras de protección y se genera un mayor riesgo de adquirir una enfermedad de transmisión sexual. En los jóvenes los especialistas recomiendan una protección doble si no tienen pareja estable. Es decir, explica Salas, "que además de tomar la píldora utilicen preservativo en sus relaciones".

La segunda herramienta de prevención es la vacuna para el VPH. Protege contra los dos tipos de virus de más riesgo oncogénico. Pese a vacunarse, se deben seguir tomando medidas de protección en las relaciones. Asimismo, la citología es primordial para detectar las lesiones precancerosas.


Las mujeres neuróticas, celosas y ansiosas tienen mayor riesgo de Alzheimer

La Información

sábado, 04 de octubre de 2014

Para el estudio, se reclutaron 800 mujeres con una edad media de 46 años, las cuales fueron seguidas durante 38 años mediante pruebas de personalidad. El estudio encontró que las mujeres que obtuvieron mayores puntuaciones en las pruebas relacionadas con el nivel neurótico tenían el doble de riesgo de desarrollar demencia o Alzheimer en comparación con las que tuvieron puntuaciones más bajas en las pruebas.

Las mujeres maduras que tienen una actitud ansiosa, celosa, o ataques de mal humor y angustia pueden tener mayor riesgo a desarrollar la enfermedad de Alzheimer, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Gotemburgo en Gotemburgo (Suecia).

La investigación, publicada en 'Neurology', la revista médica de la Academia Americana de Neurología, tras un análisis ha mujeres durante casi 40 años, muestra que hasta un 19 por ciento de las mujeres con este tipo de actitudes 'tóxicas' podrían tener riesgo de padecer demencia o Alzheimer. "Gran parte de ésta investigación sobre el Alzheimer se ha dedicado a factores como la educación, el corazón y factores de riesgo de la sangre, traumatismo craneal, los antecedentes familiares y la genética", según ha explicado la autora del estudio, Lena Johannsson, quien recuerda que "la personalidad puede influir en el riesgo de la persona para la demencia a través de su efecto en el comportamiento, estilo de vida o reacciones al estrés".

Para el estudio, se reclutaron 800 mujeres con una edad media de 46 años, las cuales fueron seguidas durante 38 años mediante pruebas de personalidad, consultando su nivel de neurosis, extroversión (tímido) o extroversión (social), junto con las pruebas de memoria. Así, se observó que el 19 por ciento desarrolló demencia.

Ser una persona neurótica implica tener rasgos concretos en la personalidad, tales como ser una persona preocupada, celosa o de mal humor; además, las personas neuróticas son más propensos a expresar la ira, la culpa, la envidia, la ansiedad o la depresión.

También se preguntó a las mujeres si habían experimentado un período de estrés laboral durante más de un mes, o estrés por motivos de salud o su situación familiar. El estrés referido a aquel que genera sentimientos de irritabilidad, tensión, nerviosismo, miedo, ansiedad o trastornos del sueño.

Las respuestas fueron categorizadas de cero a cinco, con nunca cero que representa experimentar ningún período de estrés, a cinco, experimentando un estrés constante durante los últimos cinco años. Las mujeres que optaron por respuestas de 3 y 5 se considera que tienen mayor nivel angustia.

El estudio encontró que las mujeres que obtuvieron mayores puntuaciones en las pruebas relacionadas con el nivel neurótico tenían el doble de riesgo de desarrollar demencia o Alzheimer en comparación con las que tuvieron puntuaciones más bajas en las pruebas. Sin embargo, el vínculo depende de la tensión durante largo periodo de tiempo.

No obstante, aunque no se puede considerar como único factor de riesgo, el estudio demuestra que las mujeres que se angustiaban más fácilmente tenían el mayor riesgo de la enfermedad de Alzheimer. Un total de 16 de las 63 mujeres, o 25 por ciento, de estas mujeres desarrolló la enfermedad en comparación con ocho de las 64 personas, o el 13 por ciento, de los que no tenían signos de angustia o rasgos neuróticos.

 

 

Los expertos recomiendan extender la vacuna del papiloma humano a los hombres

EFE Salud
miércoles, 05 de marzo de 2014


La vacunación del papiloma humano en varones evita el desarrollo de carcinomas y supone el refuerzo de la vacuna femenina. Por eso se plantea. Esta es una de las conclusiones centrales de las Jornadas nacionales de Actualización en Ginecología y Obstetricia.

La XI edición de las Jornadas nacionales sobre actualizaciones en Ginecología y Obstetricia, organizadas por el Gabinete Médico Velázquez, de Unilabs, ha reunido en Madrid este fin de semana, a más de 500 profesionales, tanto nacionales como internacionales. ¿El objetivo? Poner en común los últimos avances en aquellos campos científicos que afectan a la salud de la mujer.

Uno de los puntos que más han destacado ha sido la recomendación realizada por los expertos de extender la vacunación del Virus del Papiloma Humano (VPH) a la población masculina.

Con la vacunación masculina se complementaría el efecto protector que ofrece en las mujeres. Actualmente se encuentra en tendencia ascendente el cáncer vulvar y vaginal, que son carcinomas que están asociados en un 90% a esta infección.

Es cierto que la proporción de desarrollar este virus es de 2 a 1 de mujeres frente a hombres, pero se hace esta sugerencia por varias razones. En primer lugar, porque no suele ser diagnosticado precozmente. Además no presenta síntomas y tiene un alto porcentaje de convertirse en un carcinoma. De hecho, el 50% del cáncer de pene está asociado a esta patología.

El avance realizado durante el último año en el diagnóstico de esta enfermedad ha sido el de un nuevo protocolo, que ha sido iniciativa de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología (ESHRE).

"Es un nuevo sistema que unifica nomenclaturas con el objetivo de que todos los especialistas que participamos en el diagnóstico de esta patología hablemos el mismo lenguaje, que resulta esencial para un buen diagnóstico", afirma Carmina Bermejo, ginecóloga del Gabinete Médico Velázquez.

 

 

 

 

Alégrese de ser mujer

Nota del editor y director Dr. Alejandro Mario Salvó

Marzo de 2014

"La mujer no ha nacido para que se le comprenda, sino para que se le ame."
Federico García Lorca

Mucho se discute sobre los beneficios de ser hombre o la desventaja de ser mujer. Porque no expresarlo de forma inversa. Ser mujer es una ventaja y además tiene muchos beneficios. Es hora de aprovecharlos y de cuidar su salud que es uno de los más preciados tesoros. Las mujeres están alcanzando derechos que durante años le fueron negados pero todavía encuentran algunos escollos que dificultan su rápido desarrollo social.

Gracias a la tenacidad femenina, ellas han demostrado y puesto en evidencia todo su potencial oculto por viejas culturas machistas. Pero cuidado, esto implica también obligaciones que si no se miden con inteligencia le harán perder algunos de sus privilegios como la salud y relegar otros como la maternidad.

Las exigencias actuales dejan sin tiempo a la mujer para ir al médico. El crecimiento y posicionamiento laboral hacen pensar en la maternidad más allá de los 35 años, edad en que la biología y que ciertas dolencias genitales ya pudieran tener implicancias importantes.

Hoy el mundo occidental vive preocupado por el alto nivel de stress que la sociedad globalizada le genera. La tendencia es a complicar cada vez más al individuo dejándolo con poco tiempo para el cuidado de cuerpo y mente.

 

Por otro lado las personas intentan defenderse buscando salidas cuyas puertas, día a día se estrechan mientras otras se cierran sin darnos tiempo a descubrirlas.

Sea la mujer inteligente y avance con cautela sin descuidar su salud física y psíquica, "mens sana in corpore sano".

En algunas oportunidades la prevención relacionada con el control ginecológico se inicia antes de la consulta. Muchas madres preguntan a su médico personal a que edad deben enviar a sus hijas a la primera consulta. Seguramente este será su primer contacto cara a cara con un médico después del pediatra.

Con el inicio de la menstruación (menarca), entre los 11 y los 15 años las funciones reproductivas permiten que la mayor parte de las mujeres puedan quedar embarazadas y dar a luz. La menopausia se alcanzan en torno a los 50 años, edad en la cual, sus ovarios dejan de producir estrógenos y termina la etapa de aptitud reproductiva.

Siempre estará la mujer necesitando atención preventiva.

En general, las mujeres sufren las mismas enfermedades que los hombres; sin embargo hay algunas que se dan con mayor frecuencia o exclusivamente en mujeres, y por el contrario hay otras que las mujeres raramente padecen como la hemofilia, dolencia casi exclusiva de los varones.

Seguramente todas conocen muchas mujeres que realizan controles ginecológicos de rutina desde etapas muy precoces de sus vidas, pero ¿a cuántos hombres conocen que realicen consultas de control general en forma espontánea sin mediar una enfermedad?


Por eso alégrese de ser mujer. Alégrese de tener histórica y socialmente incorporado el beneficio de la prevención. No desaproveche esta gran oportunidad, no deje nunca de realizar su control ginecológico anual sin importar la edad.

La visita al médico ginecólogo no sólo promete resolver el motivo de la consulta sino que brinda grandes posibilidades de prevención.

El acercamiento rutinario al ginecólogo le permite mantener su salud genital a través del examen físico, la toma del Papanicolaou, la realización de una colposcopía y la revisión de sus mamas. El ginecólogo le otorga la oportunidad de poder evaluar una gran superficie de su cuerpo y descubrir algunas patologías silentes que luego otros especialistas evaluarán con idoneidad. Es así como el ginecólogo juega su importante rol la atención primaria de la salud.

Dolores de abdomen, cefaleas, problemas circulatorios, alteraciones nutricionales, insomnio, inestabilidad emocional, problemas en la piel, estética corporal y muchas otras consultas pasan a diario por el consultorio ginecológico.

La mujer encuentra muchas veces en su consulta de rutina ginecológica un espacio para preguntar o buscar un consejo por otro tema de salud. Esta demanda espontánea agiliza la oportuna derivación.

Enfermedades como el cáncer de mama, primera causa de muerte por cáncer en la mujer, el cáncer de ovario, enemigo silencioso y el cáncer de cuello uterino, pueden detectarse precozmente antes de que haya una complicación.

El cáncer del cuello uterino no debería tener cabida en una sociedad moderna, hoy se pueden detectar las lesiones precursoras, la mayoría de muy fácil tratamiento.

Es indispensable que usted sea examinada por el profesional, él debe palparle las mamas, examinar sus genitales y realizarle una colposcopía y citología para Papanicolaou. De acuerdo a su edad y al criterio del médico se le pedirán otros estudios complementarios como mamografía, ecografías ginecológicas y/o mamaria, densitometría ósea y estudios de laboratorio.

¿Cuándo fue la última vez que consultó a su ginecólogo?

No deje pasar la oportunidad de controlar su cuerpo...son sólo unos minutos al año.

Feliz mes de la mujer

Alejandro M. Salvó

 

MIGRAÑAS

El déficit de una enzima es el culpable de que las migrañas afecten más a las mujeres

sábado, 22 de febrero de 2014

 

 

La migraña es un trastorno que afecta a un 12% de la población, principalmente al sexo femenino (tres de cada cuatro personas que la sufren son mujeres), debido a que genéticamente éstas tienen menor actividad de la enzima DAO (Diamino Oxidasa). Diversos estudios clínicos demuestran que el déficit de esta proteína que degrada o metaboliza la histamina ingerida a través de los alimentos es el desencadenante de la migraña en el 87% de los casos.

El doctor Ramón Tormo, jefe de la Unidad de Gastroenterología y Nutrición del Hospital Quirón de Barcelona, ha explicado que las hormonas femeninas pueden inducir una disminución de la actividad de esa enzima. De esta forma, alimentos ricos en histamina que a un varón no le producen sintomatología o muy poca, a ellas les pueden desencadenar migrañas, pero también trastornos intestinales.

La histamina es una molécula que está presente en todos los alimentos de la dieta cotidiana y que cuando no se metaboliza correctamente en aquellas personas que tienen una baja actividad de la DAO se acumula en el torrente sanguíneo causando distintos síntomas, entre los que se encuentra la migraña.

Durante el periodo menstrual la actividad DAO se reduce, con lo que aumenta la posibilidad de sufrir migrañas en esos días; en cambio, con el embarazo, la placenta produce y activa la enzima para proteger al feto de la histamina, lo que explica la desaparición de esas molestias en la gestación.

"Como la mujer es cíclica con sus hormonas, las manifestaciones varían en ocasiones, lo cual les desorienta, y se preguntan cómo es posible que un alimento que lo tomó y le sentaba relativamente bien, ahora en cambio le siente fatal", señala el doctor Tormo. "Es una sintomatología un poco anárquica, a veces", asegura. Un 20 por ciento de la población tiene un déficit enzimático de Diamino Oxidasa y, según este especialista en gastroenterología, la causa está en un condicionante genético. "Hay personas que están condicionadas por su genética a tener la DAO un poco bajo", ha precisado.

¿Un nuevo síndrome?

Cuando se le pregunta si estamos ante un nuevo síndrome, el doctor Tormo responde: "Es posible". Este es el planteamiento que se están haciendo ahora los especialistas, ya que el déficit de la enzima puede producir no solo migraña, sino también problemas gastrointestinales, vómitos, gases, distensión abdominal o rinitis, "unos trastornos que antes se consideraban por separado y que ahora se pueden englobar bajo el paraguas del déficit de DAO".

Entre los alimentos que deberían evitarse o, al menos, controlar su ingesta, el doctor Tormo cita las bebidas alcohólicas, ya que bajan mucho la actividad enzimática. "Hay personas que, por ejemplo, atribuyen al vino que sea cabezón, cuando el cabezón sería el que lo bebe, porque le baja más esta enzima", ha indicado este gastroenterólogo.

Se aconseja eliminar de la dieta, asimismo, aquellos alimentos que contienen histamina como el tomate, los cítricos, productos cárnicos como el embutido, el marisco, las conservas, la leche y los derivados lácteos. Estas personas también pueden tomar un suplemento alimenticio rico en esta enzima, que se comercializa con el nombre de Migrasin, para mejorar los síntomas.

 

 

 

 

 

Endometriosis, el enemigo silencioso de la fertilidad.

 

Publicado el Jueves, 14 Noviembre 2013 18:28

indicecorporativo.com

Escrito por Miguel Varela.

Adaptado para Ginecosalud

 

El 40 % de los casos de infertilidad femenina son generados por endometriosis.

La endometriosis afecta del 15 al 20 % de las mujeres.

La mayoría de mujeres pasan de 5 a 10 años en el diagnóstico de la endometriosis.

La endometriosis es la condición por la cual el tejido que reviste internamente el útero crece en otras partes del cuerpo. Este tejido, llamado endometrio, se desecha durante la menstruación. Sin embargo el tejido endometrial que crece fuera del útero no se desecha y puede causar dolor, dificultades para quedar embarazada y otros problemas.

La endometriosis es una de las enfermedades ginecológicas más comunes. Los dos síntomas más comunes de la endometriosis son el dolor y la infertilidad. Algunas mujeres tienen dolor antes o durante sus períodos menstruales, así como durante o después de las relaciones sexuales. Este dolor puede ser tan intenso que afecta la calidad de vida de la mujer, desde sus relaciones hasta sus actividades diarias. Otras mujeres no tienen síntomas. Algunas no se enteran que tienen la enfermedad hasta que tienen dificultades en quedar embarazadas.

De acuerdo a datos estadísticos, esta enfermedad afecta alrededor del 15 al 20% de las mujeres. La severidad y síntomas varían de mujer a mujer, sin embargo, es importante destacar que no existe relación entre el nivel de la endometriosis y los síntomas que se presentan, es decir, una mujer puede tener una endometriosis leve y padecer síntomas importantes, mientas que otra puede padecer una endometriosis severa y no tener síntomas.

Las causas de la endometriosis son desconocidas, por lo tanto no hay manera ni forma de prevenirla, sin embargo, los estudios subrayan que las mujeres que han tenido hijos son menos propendas a padecerlo.

Los síntomas más comunes de la endometriosis son:

- Dolor agudo en la pelvis durante el coito.

- Dolor que aumenta progresivamente con el tiempo y comienza cada vez más temprano antes de la menstruación.

- Dolor severo que se agudiza en los últimos días de la menstruación.

- Dificultad o imposibilidad para quedar embarazada.

El diagnóstico de la endometriosis tarda en promedio de 5 a 10 años debido a la gran variedad sintomática y a la conciencia generalizada por parte de las mujeres de que "el dolor es normal". Además cuanto más tarde se haga el diagnóstico es más probable que la endometriosis se extienda e incrementan las posibilidades de que infiltre algún órgano, llegándolo a dañar.

De acuerdo al Dr. Carlos Maquita Nakano, especialista en Biología de la Reproducción y fundador de Red Crea, la endometriosis puede producir infertilidad por las siguientes razones:

Anatomía distorsionada de los órganos pélvicos: debido a que las adherencias o tejido cicatrizal entre los órganos puede distorsionar el funcionamiento reproductivo, por ejemplo, puede cubrir y bloquear las trompas de Falopio o
cubrir los ovarios, impidiendo que puedan liberar los óvulos, por ende la fertilización y el embarazo.

Implantación anormal: un número importante de pacientes con endometriosis cuentan con el recubrimiento endometrio defectuoso, que impide o dificulta la implantación del embrión, siendo en muchas ocasiones, la causa de abortos espontáneos.

Líquido peritoneal alterado: las mujeres con endometriosis a menudo tienen una cantidad de líquido peritoneal mayor a la normal, y en este líquido tienen una gran cantidad de substancias producidas por el sistema inmune, las que crean un ambiente agresivo para el óvulo, espermatozoides y embrión, afectando el funcionamiento correcto de la trompa u los ovarios.

Anormalidades endocrinas y ovulatorias: es frecuente que la endometriosis produzca  alteraciones hormonales y ovulatorias que reducen la fertilidad.

Al día de hoy no existe un tratamiento que de una cura definitiva a la endometriosis, no obstante existen tratamientos farmacológicos o quirúrgicos los cuales serán elegíos de acuerdo al nivel de endometriosis, localización del tejido endometrial anormal y edad de la paciente. Lo que si hay que destacar es que con un tratamiento adecuado la mitad del 40 % de los casos que sufren este padecimiento logra el embarazo espontáneamente.